Calle 98 # 70-91 Of. 1309 Bogotá COL

Diseña anuncios creativos
con figuras retóricas

Estamos viviendo una era en la cual recibimos información y publicidad por todos los medios, y debemos tomar constantemente la decisión de lo que realmente queremos consumir o comprar, por lo cual, la creatividad será imprescindible a la hora de llegar a determinado público objetivo. El contenido de valor será, entonces, no solo el que esté compuesto de buenas ideas, sino el que las construya y exprese de manera impactante, para conectar con insights.
Es natural que los copies, diseños y publicaciones en general hagan uso de recursos que les permitan distinguirse y sobresalir, con el fin de lograr que el público experimente ciertas emociones y, así, convencerlo de comprar. ¡Entre estos recursos encontramos las figuras retóricas! Pese a que las figuras retóricas surgen en el contexto del lenguaje escrito, estas se aplican también a la retórica visual, ya que las imágenes también construyen un discurso y jugar con ellas, como con las palabras, permite crear nuevas significaciones y conectar de una manera creativa con el espectador.

Las figuras retóricas son herramientas que dan solidez, originalidad y una nueva estética al discurso, puesto que construyen sentido de una manera fuera de lo convencional y transmiten el mensaje de manera que no conecta con la parte lógica del espectador, sino con la emocional. ¿Sabías que las figuras retóricas se encuentran presentes en los mejores anuncios de la historia?

¡Claro que sí! Es por esto que en este artículo realizaremos un recorrido por algunas de las más importantes, que te ayudarán a desbloquearte creativamente y te permitirán generar ideas únicas para así poder crear un contenido contundente y fuera de lo común.

Elipsis:
Esta figura retórica se caracteriza por omitir elementos en la composición de un mensaje, haciendo que los elementos que hacen falta o los que se mantienen, transmitan una idea específica, la cual resulta evidente para el espectador por su contexto. Un ejemplo claro es cuando expresamos refranes sin completarlos porque todos conocen su significado: “Cuando el río suena…” o “A caballo regalado…”. En anuncios publicitarios, algunas marcas han pensado en omitir estratégicamente letras, palabras, personajes o hasta su propio logo. Por ejemplo, en el caso de la agencia Expedia, se omiten algunas palabras, pero el mensaje es evidente. “WISH WE WERE HERE”, por “WSH E WE WRE ERE”.
Oxímoron:

Es la unión de dos conceptos o ideas distintas que generan contradicción o ironía, y cuyo resultado es un tercer significado simbólico o con un mensaje tácito. Seguramente has visto esta figura en la poesía con expresiones como: “muertos vivientes” o “un instante eterno”. En los anuncios publicitarios, esta figura ha llevado a cabo mensajes poderosos para que sus espectadores tomen conciencia con mensajes implícitos. Uno de los ejemplos más claros es el de Conservation International, con el mensaje “Ninguna cáscara de fruta tarda 400 años en descomponerse”, porque es contradictorio ponerle protección de plástico a las frutas peladas. Un ejemplo textual con este anuncio, podría figurar como: “pela la cáscara de plástico a la papaya”.

Erotema:

Esta es también llamada interrogación o pregunta retórica que, por lo general, no tiene respuesta, sino que plantea a los espectadores un problema o un mensaje implícito y que conecta con el producto o servicio que se está ofreciendo, o con el mensaje que se quiere transmitir. Un gran ejemplo es el del Instituto Nacional de las Mujeres con la pregunta: ¿Realmente se necesita ser hombre para ser alguien? Con las fotografías de unas de las mujeres más influyentes en México vestidas de hombre.

Eufemismo:

Es una figura utilizada para sustituir un término, expresión o frase que puede considerarse ofensiva o es tabú para la mayoría de personas. Su crudeza es disimulada cuando se omiten palabras e imágenes, suavizando su mensaje. Probablemente todos los días encuentres eufemismos en las noticias con expresiones como: “Se está debatiendo la reforma de la ley sobre la interrupción del embarazo”, sustituyendo la palabra “aborto”; o “fueron dados de baja”, omitiendo la palabra “asesinados”. Esta figura está haciéndose visible cada vez más en diversas campañas publicitarias y ha sido utilizada en su mayoría con anuncios de sexualidad, para productos como condones o toallas higiénicas. Un ejemplo fuerte es el de World Wide Fund for Nature, que expone una hermosa zapatilla fabricada con piel de serpiente sobre un charco de sangre y la pregunta: ¿vale la pena el coste? Donde se evidencia de forma sutil que el costo de la zapatilla no es monetario, sino que involucra el sufrimiento de animales inocentes.

Hipérbole:

Esta figura retórica utiliza intencionalmente la exageración de las ideas para transmitir un mensaje. Esta figura es usada para llamar la atención del espectador a través de la magnificación o la extrema minimización. Podemos ver ejemplos verbales como: “Con nuestra crema dental, nunca dejarás de sonreír” o “Todo México es territorio Telcel”. Esta figura ha sido un recurso visual muy útil en los anuncios publicitarios con la exageración de los tamaños de personajes y objetos. El ejemplo de Suncare de un protector solar gigante que cubre a todos, es muy llamativo. Textualmente se podría expresar como: “Suncare es la barrera más grande contra el sol”.

Parequesis:

Esta figura consiste en derivar elementos con la misma raíz o base. De manera verbal, se utilizan palabras similares con la misma raíz y de manera visual, se representan varios elementos que comparten la misma estructura. Podemos ver que esta figura se utiliza más en los trabalenguas, un ejemplo es: “cómo quieres que te quiera, si el que quiero que me quiera no me quiere como quiero que me quiera”. En anuncios publicitarios puede ser utilizado para mostrar la evolución o los cambios que puede tener una marca en su logo, o las diferentes ediciones de un producto. Un ejemplo muy creativo es el de Nescafé, donde el sonido del ronquido “zzz” se va transformando en una N, que es de Nescafé, para reflejar que con este café te mantendrás despierto.

Metáfora:

Esta es una de las figuras retóricas más utilizadas porque permite establecer fácilmente vínculos comparativos entre elementos que aparentemente no tienen relación, pero que se aplican para transmitir la misma idea de forma creativa y original. Podemos encontrar infinidad de ejemplos como: “Músculos de acero”, “Dientes de perla”, “Adquirí un océano de conocimiento”. En las campañas, se suelen sustituir elementos por otros que pueden tener semejanza para crear una imagen de marca más robusta y reforzar la idea. Uno de los ejemplos más llamativos, es el de Fanta con una “lengua de fresa”.

Metonimia:

Esta figura retórica consiste en designar una palabra,imagen o figura por otra, con la cual tiene una relación de causa – efecto, producto – función, significado – significante, obra – autor, instrumento – usuario, entre otras. Es muy común escuchar esta figura en expresiones como: “Se comieron todo el plato”, refiriéndose a la comida, o “El Picasso del muro es espléndido”, refiriéndose a la obra. En los anuncios publicitarios es común que se designe una idea o imagen con otra con la que tiene relación directa o de dependencia. Un ejemplo es el de Heinz, que puede ser interpretado textualmente como: “la Heinz de tomate”, reemplazado por “la salsa de tomate”, con la relación de marca – producto.

Prosopopeya:

Esta figura, también llamada personificación, consiste en atribuir a animales u objetos inanimados características o cualidades humanas. De forma verbal, podemos ver ejemplos como: “escucha el llanto de la guitarra” o “la luna nos mira sonriendo”. En la publicidad encontramos personajes característicos como animales a los cuales se les atribuye una personalidad y logran expresar acciones genuinamente humanas. Con el anuncio de McDonald’s vemos cómo la imagen del helado se asemeja a Papá Noel para conectar la marca con la Navidad.

Sinécdoque:

Esta figura consiste en expresar una parte en representación del todo o el todo en representación de una parte. Aunque resulte un poco difícil de entender, es una figura que utilizamos todo el tiempo en frases cotidianas como: “trabajo para ganarme el pan” refiriéndose a la comida, o “busco un techo donde vivir” para referirse a una casa. En los anuncios publicitarios se utilizan partes de un todo que dan a entender un mensaje claro al público objetivo. En el ejemplo de BMW, podríamos utilizar la representación del todo por la parte, con la frase: “Manejo a la velocidad de un superhéroe”, donde los espectadores entenderán que la mano que está tomando el manubrio, trata del superhéroe Flash.

Ahora que conoces algunas de las figuras retóricas, esperamos que puedas inspirarte a la hora de crear anuncios llenos de fuerza y creatividad. Si practicas el uso de estos recursos, estamos seguros de que lograrás crear anuncios publicitarios memorables, con un contenido que estimule la mente y las emociones del espectador.

WhatsApp Hablemos por WhatsApp